¿Cómo cuidar su vehículo?

Cualquier persona apasionada por los coches los considera una auténtica joya de gran valor. Los hombres y mujeres que aman sus coches los cuidan bien. Un vehículo bien mantenido conserva su buen estado no sólo mecánico, sino también estético. Para ello, hay que realizar comprobaciones periódicas y un mantenimiento frecuente. Algunas tareas de mantenimiento pueden o deben ser realizadas por un especialista en la materia, que requiere un equipo de alto rendimiento y buenos conocimientos de mecánica. Otros pueden ser realizados por usted mismo para prolongar la vida de su vehículo. Cuanto más cuide su coche, más le cuidará él a usted.

 

Comprobación de los niveles de líquido.

Si es un apasionado de las motos, ahora es fácil vivir su pasión al máximo gracias a sitios prácticos como motos-voitures.com. Estos sitios le dan mucha información importante, como las últimas noticias, tendencias, consejos de mantenimiento… Hablando de mantenimiento, hay varios pasos esenciales, como la comprobación de los niveles de líquidos. La revisión periódica de todos los fluidos es necesaria para tener un motor que funcione bien. Un coche se compone de varios fluidos, como los frenos, el refrigerante, el líquido limpiaparabrisas, etc. Los niveles de los fluidos deben estar siempre entre el mínimo y el máximo, lo que debe comprobarse con la varilla de medición. Se debe consultar un folleto de mantenimiento para elegir los productos adecuados (líquido de frenos, aceite de motor). Para rellenar los líquidos, desenrosque los tapones de los depósitos y llénelos con cuidado. Una mirada periódica bajo el capó es útil para evitar problemas. Hay que tener en cuenta que los niveles bajos de líquido frecuentes son una señal de que el motor está consumiendo agua (problema de la junta de culata). Una cantidad insuficiente de líquido puede ser señal de una fuga en el sistema de frenos. Aparte de esto, es aconsejable cambiar el aceite regularmente. La elección del aceite debe hacerse según las recomendaciones del fabricante.

 

Comprobación de los cinturones y los frenos.

Para cuidar su vehículo, no hay que descuidar los cinturones y los frenos. Las pastillas de freno defectuosas son una de las causas de accidentes mortales en la carretera. Por lo tanto, las pastillas de freno deben cambiarse cada 80.000 km. Para alertarle, una luz de aviso en el salpicadero se iluminará cuando haya que cambiarlos. Tiene que escuchar a su vehículo. A la primera señal de ruidos anormales, como ruidos de rozamiento al frenar, esto debería alertarle de que puede ser el momento de sustituir los frenos. Lo mismo ocurre con una correa de accesorios defectuosa, que debe ser sustituida inmediatamente. Además de las correas y los frenos, la manguera de refrigeración también debe sustituirse si está en mal estado. Si la manguera está agrietada o rota, debe ser sustituida. Debe comprar una pieza nueva con la misma longitud, forma y diámetro interior. Aunque a una persona le apasionen las motos, es muy posible que se le escapen algunos detalles mecánicos. Por el bien de su vehículo, siempre es aconsejable llamar a un especialista si está convencido de que no es capaz de hacer el trabajo.

 

Comprobación del sistema eléctrico.

El mantenimiento del sistema eléctrico de un vehículo es una parte importante del cuidado de su vehículo. Este sistema se compone de varios elementos, como los bornes de la batería, las luces, la electrónica de a bordo, etc. Los bornes de la batería deben limpiarse cada año. Debido a la corrosión del plomo, se cubren con un depósito verdoso o blanquecino. Esto tiene un impacto en el contacto eléctrico. La iluminación juega un papel importante en la conducción. Por lo tanto, es importante probar la iluminación con regularidad. Compruebe siempre que las luces de estacionamiento, los faros y las luces de cruce funcionan correctamente. Una bombilla quemada debe ser sustituida. También hay que comprobar la luz de marcha atrás, los cuatro indicadores de dirección y las luces de emergencia. Si el fusible está defectuoso, debe sustituirse por uno idéntico. Las bujías deben sustituirse cada 30 a 60.000 km. Todos estos pasos deben llevarse a cabo con mucho cuidado. Para ayudarle mejor, puede visitar las páginas web y los blogs de motos. Allí podrá encontrar todos los consejos prácticos para cuidar bien su vehículo.

 

Mantenimiento del exterior del vehículo.

Todo aficionado a las motos siempre cuida la estética de su propiedad. Viajar en un vehículo atractivo y bien mantenido es siempre un placer. Hay que tener en cuenta muchos detalles exteriores. Por ejemplo, comprobar la presión de los neumáticos y el estado de desgaste. Unos neumáticos defectuosos no garantizan una conducción cómoda y pueden provocar accidentes. El inflado de los neumáticos se realiza en la gasolinera. Para garantizar un desgaste uniforme de los neumáticos, los neumáticos delanteros y traseros deben cambiarse cada 10.000 km. Al cabo de cierto tiempo, las escobillas del limpiaparabrisas se estropean. Esto significa que ya no son capaces de limpiar correctamente el parabrisas y la luneta trasera. Para una buena visibilidad, deben cambiarse regularmente. Los rastros durante la limpieza son señales de que deben ser reemplazados. En cuanto a la carrocería, una carrocería brillante necesita ser encerada al menos dos veces al año. Esto no sólo sirve para dar brillo a la pintura, sino también para proteger el revestimiento de pequeños arañazos y manchas de óxido.

Las herramientas imprescindibles para poder realizar tú mismo ciertas reparaciones en tu coche
¿Dónde encontrar los mejores recambios para tu coche?